top of page

DINÁMICA FAMILIAR: El Impacto de los Estilos de Crianza

Updated: Aug 20, 2023

El primer amor y el mejor amigo de un niño son sus padres. Los padres desempeñan un papel fundamental en la forma en que sus hijos se relacionan con el mundo. La dinámica familiar de un niño determina si ellos se exponen a un ambiente positivo o negativo. La ausencia de ejemplos saludables puede llevar a jóvenes a buscar validación y su identidad en fuentes externas lo cual puede dar lugar a sentimientos de desamparo, miedo, desesperanza, ira, confusión, estrés, soledad, depresión y comportamientos perturbadores, por nombrar algunos.

El estilo de crianza al que los niños son expuestos y el ambiente en el que los niños crecen tendrán un impacto duradero en su desarrollo. Como padres, puede resultar difícil guiar a sus hijos. Esto puede dar lugar a la ansiedad, estrés, depresión y complicaciones de salud para muchos padres. Sin embargo, es importante recordar que lo más importante es mostrar amor y ofrecer un ambiente seguro y de apoyo. Mostrar paciencia y comprensión puede ayudar a niños madurar en adultos saludable. A través del ejemplo de los padres, los niños pueden aprender lecciones para toda la vida sobre la resiliencia, el respeto y la responsabilidad.

En un intento de empoderar a los padres, identifiquemos primero los cuatro tipos de crianza: Autoritario (estricto), Autoritario (equilibrado), Permisivo (indulgente) y Desinteresado (desconexión).

Autoritarios (estrictos) - Padres establecen normas estrictas, pero no explican el castigo de forma que el niño pueda entenderlo. Los niños educados de este modo tienden a tener baja autoestima y comportamientos rebeldes.

Autoritario (equilibrado) - Padre's son cariñosos, receptivos y comprensivos. El objetivo principal de la disciplina es la reeducación, más que el castigo. Este tipo de crianza tiende a producir niños más amables, independientes, autocontrolados, curiosos y orientados a objetivos.

Permisivos (indulgentes) - Padres son cariñosos y comprensivos, pero imponen pocos límites. El resultado de estas bajas expectativas suele ser la amistad entre padres e hijos. Estos estilos de crianza tienden a criar niños agresivos, impulsivos y rebeldes que carecen de confianza en sí mismos y de autocontrol.

Desinteresado (desconexión) - Padres atienden a las necesidades básicas del niño, pero se distancian emocional y físicamente. También mantienen una comunicación limitada con el niño(a). La libertad en este grado puede dar lugar a hábitos negativos que se traducen en baja autoestima, impulsividad y egoísmo, lo que también interfiere el mantenimiento o la fomentación de las relaciones.

¿Puede describir su estilo de crianza? Cuando se enfrenta a problemas de crianza, ¿cómo disciplina, anima y se comunica? Si quieres saber más sobre cómo fortalecer la dinámica familiar, envía tus comentarios a Vivian Matos (Coach V) a refreshclc@gmail.com.


Vivian

Recent Posts

See All

TRAUMA

bottom of page